TU MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO: ¿UNA FOBIA?

Quinta causa: los genes y la fobia a hablar en público

Para tratar con esta fuente del miedo debes rastrear si en tu familia existe una fobia a hablar en público que se repita en varios integrantes de la misma. Según el genetista X.  Estivill existe un gen presente en la mayoría de personas que experimenta ese miedo desmedido.

Si confirmas tu sospecha puedes buscar ayuda profesional, pero es interesante que los estudios y los testimonios apoyan la idea de que los genes también pueden modificarse a través de las programaciones.

Tu fobia a hablar en público hace que cada vez que piensas en hacerlo te asalten sentimientos como:

“Me pondré nervioso, no podré hacerlo”, “me sudarán las manos, todos se darán cuenta”, “empezaré a temblar, tiraré todo al suelo”, “me tropezaré como siempre, haré el ridículo”, y una larga lista de pensamientos negativos, ¿verdad?

Pues debes aprender a controlarlos. ¿Cómo?

 1er paso: Controlando los pensamientos negativos.

A partir de hoy anotarás tus pensamientos en una libreta.

Lo harás así: dibujarás dos columnas; a una la llamarás: “pensamientos positivos”, a la otra “pensamientos negativos”, y a lo largo del día anotarás cada cosa que pienses, procurando determinar a qué columna pertenece.

Escucha: EN CUANTO DETECTES que estás teniendo un pensamiento negativo anótalo rápido y CAMBIA DE ACTIVIDAD, haz algo físico: corre, trota, levántate si estás sentado, sal de la habitación, camina rápido, cualquier cosa que sirva para orientar tus pensamientos hacia otro lugar, al menos por 5 minutos.

No leas, ni enciendas la TV, es fácil que el pensamiento se evada del texto o del programa y vuelva a lo negativo.

2º paso: Sustituye los pensamientos negativos por positivos.

Cuando el momento de tensión haya pasado y tengas el control, vuelve a tu libreta.

_Respira profundo contando hasta 4, retienes el aire dos segundos y suelta, hazlo 3 veces.

_Lee el pensamiento negativo, táchalo y escribe un pensamiento positivo lo más opuesto posible.

_Léelo en voz alta 20 veces.

_Vuelve a respirar.

3er paso: Crea autoconfianza y seguridad.

Para hacer esto debes trabajar en tu autoestima. En el próximo artículo veremos unas técnicas para lograr esto, pero no pasará de la noche a la mañana, ¿tú quieres de verdad lograrlo? Necesito que te comprometas contigo mismo, te dará trabajo pero lo puedes conseguir.

Dime cómo te está yendo, sinceramente:

Laura Tomattis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s