PIERDE EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO: ¿QUÉ PASÓ CON TU VOZ?

¿Te ha pasado? ¿El miedo a hablar en público te ha puesto tan nervioso que te has quedado mudo?

Si lees este artículo hasta el final te mostraré una técnica con la que podrás empezar a dominar tus cuerdas vocales y tu voz saldrá nítida cuando tengas que hablar frente a los demás.

¡Asegurado!

¿Cómo estoy segura? Porque lo he probado, por eso sé que funciona y te lo recomiendo con confianza.

La voz es una de tus herramientas para comunicarte con los demás. Si a la hora de hablar en público te vuelves mudo, primero analiza si hay algún motivo orgánico: garganta irritada por el frío, llagas, alergias, etc., y trátala adecuadamente. Si a pesar de estas precauciones tu mudez persiste estás ante una reacción nerviosa debida al estrés y la mejor manera de manejarla es: relajando.

Existen dos formas de relajar las cuerdas vocales. Una la aplicas cuando aún eres dueño de tu voz y consiste en realizar bostezos exagerados pronunciando vocales, en especial la u y la i.

Pero tú te despertaste mudo y debes hablar en público ¡hoy! ¿Qué hacer?

  1. Presta atención: vas a guardar silencio DELIBERADAMENTE por la mayor cantidad de tiempo posible, y no harás ningún esfuerzo por hablar.

Ayúdate con caramelos de miel, si quieres puedes usar bebidas de aloe vera que es desinflamatoria, pero mientras tanto, NO HABLES.

2. Debes hacer gárgaras. Prueba esta mezcla casera.

  • Media cucharada de sal.
  • Media de bicarbonato.
  • Media de miel de abeja clara.
  • Añade un cuarto de vaso de agua tibia.
  • Haz gárgaras durante 2 minutos.

Ten en cuenta que si el agua está más caliente que tibia puede provocarte el vómito y eso puede irritarte más la garganta, de modo que úsala apenas tibia.

No te aconsejo claras de huevo crudas por el peligro del contagio de la salmonellosis, ni, por supuesto, alcohol. Algunas personas creen erróneamente que aclara la voz, pero la verdad es que éste, igual que la cafeína, deshidrata, y las cuerdas vocales necesitan estar correctamente hidratadas para funcionar bien, lo indicado es agua. Verás que a lo largo del día irás recuperando la voz, no la fuerces, dale su tiempo y resérvate para la ocasión.

Bueno, espero haberte ayudado. En el próximo artículo veremos cómo controlar esos gestos desesperados que te salen por el miedo a hablar en público.

Gracias.

Laura Tomattis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s