¿CÓMO PERDER EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO SI ALGUIEN DEL AUDITORIO ME CRITICA EN VOZ ALTA?

A todos los que solemos dirigirnos a un auditorio nos ha pasado: de pronto, alguien levanta la mano y dice que quiere corregir algo que dijimos, lo que hace resurgir de entre las sombras el fantasma del miedo a hablar en público.

La crítica bien entendida es buena, nos hace crecer y aprender. Sin embargo, la imagen de la película “Ratatouille” nos remite a un tipo temido de crítica, porque puede construir y destruir reputaciones. De esa crítica hablaremos hoy, pues el que la ejerce tiene poder sobre nosotros sólo si se lo damos.

Algunas personas sienten placer al decirte cuántos errores cometiste, y son muy explícitos al hacerlo. Les encanta dejarte en evidencia sin importar que detrás de tu discurso hay mucho trabajo, días de preparación, muchos nervios y responsabilidad por compartir contenido de peso con tu auditorio.

La fórmula: escúchalo con atención, míralo a los ojos, no tienes nada de qué avergonzarte pues te esforzaste al máximo, dale las gracias y dile que qué bueno que te señaló esos errores, pues ahora tienes la oportunidad de corregirlos y mejorar tu oratoria. Eso frecuentemente desarma al criticón pues lo que menos espera son las gracias, quiere pelear.  Pues tú pelearás en forma profesional, invitándolo a tu próximo discurso para que compruebe si lo harás mejor, y te despedirás de él con efusividad, continuando con tu presentación.

Aunque a veces este personaje es persistente, realmente quiere atemorizarte, y lo intenta varias veces. Mi consejo: no discutas con él, deja que diga lo suyo y luego le agradeces otra vez.

¿Qué tal si pruebas esta técnica?: pregúntale su nombre y dile a todos que gracias a Fulano que está trabajando gratis como tu asistente ahora las cosas están más claras y pide un aplauso fuerte para él. Normalmente esto es suficiente para callar al más tenaz de los opositores, pues generalmente con esta acción satisfaces su sed de protagonismo.

Al hacer esto tú le muestras en forma sutil que eres el dueño de la situación, hazlo así y verás que ganas en confianza al ir dominando las situaciones que pueden ir surgiendo y que poco a poco pierdes el miedo a hablar en público.

Espero haberte ayudado. Gracias y hasta pronto.

Laura Tomattis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s